Youtuber se niega a cumplir la sentencia impuesta por el juez

Maria Rubio, de 22 años, conocida en internet por el nombre de Miare y su madre, Antonia Sánchez, 
desde el año 2017 tras haber perdido un juicio contra su Ex el Youtuber llamado Daniel Santomé o mejor conocido en internet como DalasReview o Dalas.

Se ha visto rodeada por expuesta en varias mentiras las cuales han sido las dichas por Miare desde que esta perdió el perro meses después de haber sido legalmente obligada por un juez a entregar la custodia del perro «Argos» a su legal y legítimo dueño «DalasReview«.

Meses después de que el perro hubiera desaparecido, comenzaron a haber avistamientos del mismo durante la noche junto con Miare y/o los padres de la misma en diferentes localizaciones muy cerca de la casa de los padres.

Tras un año de búsqueda con fotografías y pistas que se dieron gracias a una recompensa dada por «DalasReview» para encontrar a Argos su perro perdido.
(Cabe aclarar que tanto Miare como sus padres no hicieron intento alguno para encontrar al perro). Un noviembre del 2018 Dalasreview, su novia Lizy P y dos amigos más decidieron ir en búsqueda de Argos en las cercanías donde las pistas y fotografías le habían sido mandadas, además de sospechar de su Ex y la familia de esta conspiraban en contra de Dalas, habiendo fabricado evidencia, manipulado testigos falsos y mentido en declaraciones y testimonios, todo esto como venganza de Miare a su Ex «DalasReview» todo esto a resumidas cuentas, por haber terminado con ella de una manera abrupta pues durante una vacaciones entre la pareja «Daniel Santomé» descubrió que esta hablaba con su madre de manera burlona y fuera de lugar de «Dalas».

Diciendo cosas como:
«Me da rabia solo mirarle»
«Me da asco cuando me besa»
entre otros…

Pues tras su sospecha, la señora Antonia Sánchez madre de Maria rubio, tenía en su poder al perro, exacta y completamente igual a «Argos» a lo que Dalas se acerco ha hablar del perro y la situación, detrás de el, su novia lizy quien con su teléfono móvil, grababa toda la situación. Fue ahí cuando, el Padre de Miare, decidió abalanzarse contra lizy para golpearla y lograr tirar el teléfono de sus manos, evitando que esta grabará el crimen que la Familia había cometido.

Llevando todo esto a juicios pospuestos por «Enfermedad mental por estrés» de parte de los padres que no querían presentarse al juicio, el cual daría por sentado que el perro sin dudas era Argos, esto lleva alargando más de 10 meses, de los cuales nada se ha dicho sobre el caso, pues el juicio está a la espera de ser nuevamente abierto.

Tras todo esto, las incesantes falsas denuncias por parte de Maria Rubio y Antonia Sánchez, solo son una distracción más para quitar veracidad al caso y sus testigos.