Reformas para dar un cambio de imagen a una vivienda

Uno de los trabajos habituales, en la actualización de viviendas que se quieren renovar, es la que busca, con un presupuesto ajustado, dar un cambio de imagen a una vivienda.

Se trata de reformas poco profundas, en las que se interviene principalmente en aspectos estéticos, dejando como están los puntos más estructurales o de instalaciones de la vivienda en concreto. Se suele realizar de forma habitual en viviendas en las que el funcionamiento y estado de conservación es bueno, pero que se quiere potenciar su apartado más estético o funcional.

En el mercado existen especialistas en este tipo de trabajos como la empresa de reformas en Móstoles, que tras realizar decenas de trabajos similares y gracias a su amplio equipo de profesionales, pueden dar más rápida y satisfactoriamente una respuesta a este tipo de trabajos en el hogar. De forma general este tipo de trabajos, engloba apartados principalmente estéticos como los que se detallan a continuación:

  • Cambio de suelos. Se trata de la sustitución y mejora de los suelos existentes, por unos nuevos más ajustados a los gustos de cliente, en materiales tan diversos como la madera, gres, microcemento o piedras naturales.
  • Renovación de la pintura. Una de las intervenciones más frecuentes que pueden englobar trabajos como la eliminación del gotelé de paredes y suelos, alisando los mismos, y la pintura en los colores elegidos por el cliente.
  • Sustitución de cocinas. Cambio de los viejos muebles de cocina, pudiendo crear nuevas configuraciones y disposiciones de los muebles de cocina, así como los electrodomésticos que se encuentran en la misma.
  • Renovación de sanitarios. Cambio de los viejos sanitarios, siendo especialmente frecuente el cambio de bañeras, sustituyéndolas por nuevos platos de ducha, incluyendo nuevas griferías y mamparas de vidrio.

De esta manera se consigue realizar cambios que a nivel estético cambia de forma radical la apariencia de las viviendas, sin necesidad de una intervención más profunda, que dilata los plazos de trabajo, así como dispara los costes de los trabajos realizados en las viviendas. Se trata de un trabajo, para el que se recomienda trabajar con profesionales experimentados en este tipo de servicios, para lograr un asesoramiento en los principales puntos, para conseguir un resultado final de calidad y a la altura de las necesidades que esperan los clientes. De esta forma pisos, casas o negocios pueden incorporar las últimas tendencias del mercado de una forma sencilla, rápida y barata a través de un cambio de imagen en la vivienda.