Qué saber antes de una reforma integral

Es importante saber los principales puntos a tener en cuenta antes de realizar una reforma integral, ya que la mayoría de las personas, en algún momento de nuestra vida, tenemos la necesidad de realizar un trabajo de este tipo en la vivienda.

Como siempre, la primera vez puede ser complicada. Más adelante, una vez vamos sabiendo cómo funciona todo y tenemos más experiencia, realizamos mejor las cosas, y las reformas integrales nos resultarán mucho más familiares y sencillas. Una reforma integral tiene un gran número de puntos que abordar, y podemos sentirnos desbordados. Por eso, hay una serie de recomendaciones que es bueno saber antes de ponernos manos a la obra.

QUE EMPRESA ELEGIR PARA TU REFORMA

Lo más importante de todo es contratar a una empresa de reformas profesional y que ofrezca garantía de sus trabajos. Para ello, debemos estudiar bien el mercado y a todas las diferentes opciones. Lo mejor que puedes hacer para elegir a los reformistas correctos es mirar las reseñas que puedas sobre la empresa. Pueden ser reseñas puestas en internet por anteriores clientes, o directamente opiniones de amigos o conocidos que hayan realizado una reforma integral con esa empresa. Diríamos que ese es el punto que más garantía nos puede dar para acertar con los encargados de la reforma. Por supuesto, también hay que tener en cuenta la cuantía del presupuesto: siempre hay que desconfiar de presupuestos muy baratos (recordemos que es un sector con una alta tasa de estafas), y los muy caros (probablemente se lleven un gran margen por el mismo trabajo).

Sea cual sea la empresa de reformas seleccionada, siempre hay que revisar y confirmar con ellos el presupuesto en profundidad. Hay que cerciorarse de que el presupuesto incluye todos los puntos que necesitan reformarse en el piso. El objetivo es evitar a toda costa añadidos posteriores, y disgustos que es habitual que se produzcan según avanza la reforma. También debemos concretar exactamente qué materiales y calidades se utilizarán durante la obra. Hay que confirmar que el presupuesto que nos entreguen es completo y sin sorpresas; que incluya todo lo necesario para dejar el piso completamente reformado y listo para vivir (y que incluya incluso la limpieza una vez terminada la obra).

Es habitual que este tipo de reformas integrales sufran retraso. Por eso, se puede pactar con la empresa de reforma una cláusula de penalización por retraso en el trabajo. De esta forma, los reformistas se esforzarán más para tener la reforma terminada a tiempo.

Una última recomendación es escoger una empresa de reformas en la que nos permita elegir un tipo de pago que nos beneficie. Lo ideal, para evitar cualquier problema, es ir pagando según se vayan terminando los trabajos.

Siguiendo los puntos mencionados, no tendrás ningún problema durante el transcurso de la reforma integral, y podrás disfrutar plenamente de ella. Puedes pedir presupuesto a reformas integrales sin ningún tipo de compromiso. Elegir a reformas integrales siempre es la mejor opción para reformar tu piso.