¿Mascarillas para el coronavirus higiénicas o quirúrgicas?

Una de las preguntas más frecuentes estos días, son los tipos de mascarillas para el coronavirus, que se debe comprar para protegerse a uno mismo y a los demás de la pandemia de Coronavirus, que se sufre en estos tiempos.

En el mercado existen diferentes tipo de mascarillas, pero las que son más comunes son las mascarillas higiénicas y las quirúrgicas. Cada una de ellas tiene su función concreta, por lo que es recomendable conocer sus usos y funciones a la hora de elegir una mascarilla adecuada para cada persona.

Las mascarillas higiénicas, se puede decir que son las más básicas. Sirven para que la persona que lo porte evite la dispersión del virus. Es la recomendada para la mayoría de las personas, ya que son personas sanas o presentan la enfermedad de forma asintomática. Con esta mascarilla, se trata de evitar que las personas al estornudar, toser o al hablar alto, dispersen a través de pequeñas gotitas la posible enfermedad. En el mercado este tipo de mascarillas, se presenta en multitud de tejidos, colores, acabados y texturas. Además lo más habitual es que sean reutilizables, con lo que a través de un lavado a 60 grados de temperatura, se pueden desinfectar y volver a usar tantas veces como se quiera. Estas mascarillas, pueden tener un sello de calidad otorgado por la Comisión Europea, pero es recomedable saber que no es necesario que lo tenga para que cumpla con la función principal de este tipo de mascarillas.

Por otro lado se encuentran las mascarillas quirúrgicas. También son mascarillas que tienen la función principal de evitar la propagación del virus, por parte de las personas que la lleven. Es decir evitan un contagio de dentro hacia fuera. Se trata de una de las mascarillas más comunes, aunque están pensadas principalmente para aquellas personas que estén enfermas de forma sintomática o asintomática, o que tengan dudas de tener una enfermedad respiratoria. En este caso este tipo de mascarillas si que deben tener el sello de calidad que certifica una eficacia de protección bacteriana de al menos el 90%. Este tipo de mascarillas no son reutilizables y su ciclo de vida útil es aproximadamente de 4 horas. Estas mascarillas suelen ser de color azul o verde por la parte exterior y blanca por el interior. Además de colocarla de forma correcta es importante ajustar el alambre para que quede bien colocada en la nariz y tapar de forma completa boca, nariz y barbilla.