CÓMO LLEGAR AL DÍA DE TU BODA SIN QUEDARTE EN EL INTENTO

¿Quién no tiene en estas semanas del mes de Mayo algún evento o celebración a la vista?, especialmente una boda.  Muchos piensan que hubieran preferido que no los invitaran porque supone un auténtico dolor de cabeza para el invitado pensar en el vestuario, en el regalo, en el medio de transporte…..pero, ¿Y si nos ponemos en el lugar de la feliz pareja?, ¿Cuántos esfuerzos van a realizar para sorprendernos, para que estemos a gusto, para compartir un momento tan especial en sus vidas?, y ¿Cómo pueden lograr llegar a ese día tan especial sin quedarse en el intento, completamente abrumados por miles de detalles, contratación de servicios, coordinación de equipos de trabajo y por supuesto gastos, gastos y más gastos?.

La respuesta está en unos profesionales perfectamente orientados al cliente, con vocación de servicio y sonrisa permanentes: Los wedding planner que ya, lejos de los comienzos, engloba a hombres y mujeres dispuestos a hacer el trabajo más pesado, para que el gran día sea simplemente perfecto.

1.¿Dónde encuentro mi Wedding Planner?

Gracias a las nuevas tecnologías, podemos  realizar la búsqueda en Internet y aparecerán miles de páginas, de las primeras siempre estarán las patrocinadas y aquéllas que hayan invertido presupuesto en aparecer en las primeras posiciones y aquellas otras en las que el número de visitas las coloca en cabeza.

  1. ¿Cuál de ellas escojo?

El dicho dice que “de una boda sale otra boda”, pero no por ello tienen que ser iguales; de hecho, hay tantos tipos de bodas como parejas en este mundo, por lo que no se trata de copiar ni de buscar lo más complicado por tal de sorprender. Hay que encontrar la weding planner que nos comprenda al cien por cien y entienda nuestros gustos, aconseje con su experiencia y por supuesto, se adapte al presupuesto.

  1. Las recomendadas

Siempre hay alguien en la familia, especialmente los padres de uno u otro lado, que inciden en la importancia de contar con determinados profesionales.  Es muy común que los padres insistan en escoger un determinado catering que les parece de más calidad sobre los demás, ya que sienten la presión de que los invitados tanto los queridos como los compromisos coman bien y queden satisfechos.

No hay que cerrarse a nuevas sugerencias  de ningún tipo de servicio, nuestro wedding planner conoce perfectamente el backstage de cada proveedor y siempre ofrecerá al menos un par de opciones para cada servicio que necesitéis contratar, con varios presupuestos para que podáis comenzar las negociaciones.

  1. A la aventura

Si no tenéis referencia de ningún evento previo, ¡enhorabuena!, de esta forma no estaréis contaminados por ninguna experiencia previa y la pareja podréis decidir lo que queréis aconsejados por el buen hacer de estos profesionales.

¿Quieres ser wedding planner? Puedes formarte con Audiolís 

  1. ¿Qué características debe tener mi wedding planner?

Tu wedding planner va a convertirse en tu secretaria personal, va a solicitar información y citas para pruebas en tu nombre y va a negociar presupuestos, va a supervisar y coordinar a los distintos proveedores, incluso puede ayudarte en la elección del traje de novia, por lo que debes entrevistarte con al menos un par de ellas y así asegurarte que contratas los servicios de la profesional que más se adapta a vuestros intereses.

Como he mencionado anteriormente, debe tener una clara orientación al cliente y una vocación de servicio y capacidad de escucha, muy marcadas. Pues no sólo debe entender lo que necesitáis si no que debe hacerlo  realidad.

Normalmente el trabajo de estos profesionales pasa por “educar” a sus clientes en la realidad de lo que es organizar y montar una boda, pues hay ocasiones en las que el punto de vista de la pareja que se casa y del profesional con años de servicio  y cientos de bodas en sus agendas no coincide.  No hay que entrar en pánico, siempre te ofrecerán opciones y te explicarán al detalle las ventajas e inconvenientes de cada lugar de celebración, catering, florista, ambientación musical, transporte, etc., etc., etc.

Por otra parte, no hay que olvidar que es muy recomendable que esté acostumbrada a negociar, pues el punto caliente de toda la boda es el presupuesto.  Escoge para ayudarte a la persona que mejor relacionada esté con los proveedores de servicio de tu zona, pues será garantía de que el conocimiento mutuo entre el proveeedor y wedding planner podrá ser muy beneficiosa para todos, pues tendrá mayor capacidad de negociación y sabrá cual es el punto fuerte de cada proveedor.

La pareja debe comprender que contratar un servicio de wedding planner significa que hay que saber delegar en el profesional, por supuesto miraremos por nuestro interés, pero sin ahogar al profesional, intentando tener las ideas bastante claras, para que no perdamos esfuerzo y tiempo por ninguna de las partes.  Hay que dejarse aconsejar, nuestro wedding planner quiere siempre lo mejor para nosotros. Su éxito depende al cien por cien de la perfección de vuestra celebración.

Para finalizar, quisiera apoyar a estos profesionales que siempre van a sugerirnos más detalles y más servicios complementarios de los que solicitamos, para mejorar el gran día; esto es parte su trabajo y no se debe malentender.

La mayoría de estos profesionales se implican a un nivel que va más allá de lo que se les exige profesionalmente, pues todo su esfuerzo tiene un único objetivo: Que vuestro gran día sea simplemente perfecto.